Una pequeña parte de mi 15M en Terrassa

Limpiamos el pisito de la Plaza del Pueblo, cocinamos para más de ciento cincuenta personas a diario en el desayuno, la comida y la cena, se hicieron asambleas, se cubrieron las primeras necesidades de muchas y se expusieron muchas alternativas de vida a la que nos ofrece el actual sistema. ¡Qué riqueza y qué exquisitez!

Conferencias, charlas, debates, cine fórums, carteles, talleres  y todo lo que se nos ocurría para dar a conocer nuevos sistemas, nuevos paradigmas.

Me sentía tan afortunada que aún hoy me asombro ante algunos recuerdos y vuelvo a sentir esa energía generada en el primer impulso. El impulso del pulso de la toma de Tierra y del esfuerzo de todos por evolucionar en vez de involucionar. No ha sido fácil ante según que reacciones políticas mantener esa serenidad SIN MIEDO y aguantar la provocación. Gracias a todas por darnos la oportunidad de poder sentir de nuevo como personas.

He sido muy afortunada de poder compartir con todas vosotras ese cúmulo de experiencias que ha sido el reconocimiento que en cada acción nos estábamos sustentando en la energía vital de la Tierra para decirle al mundo, y decirnos a nosotras mismas, que lo que es vital es de vital importancia.

En asamblea en las plazas. Con megáfonos, micros, altavoces. Todos hicimos sentir nuestra voz. Algunos con más acierto, otros con confusión, pero aprendiendo rápido, muy rápido para lo lento que parecía que iba todo.

Fragment del text d’Àngels Castro

14. juny 2012 by ciutadana
Categories: textos | Leave a comment

Leave a Reply

Required fields are marked *